domingo, 26 de mayo de 2013

LA REFLEXOLOGIA EN LA HIPERTENSION ARTERIAL

La hipertensión arterial sistémica se define a partir de las cifras de las presiones máxima (sistólica) y mínima (diastólica), pero es difícil delimitar exactamente a partir de qué cifra puede hablarse de hipertensión.
Se dice que existe hipertensión si la máxima es superior a 16 y la mínima igual o superior a 10, en un sujeto en reposo, acostado durante unos minutos.
También que la hipertensión es permanente si se encuentran las mismas cifras en numerosas exploraciones sucesivas.
Ahora bien, hay hechos que matizan esta situación:
  • Una enfermedad hipertensiva puede ser lábil al principio, con cifras tensionales normales en algunas exploraciones.
Y de ello deriva la necesidad de tomar la tensión arterial en posición sentado, en decúbito, e inclusive tras un esfuerzo.
  • Por otro lado puede ser claramente de forma repentina y recurrente.
  • Por último el médico  interpreta las cifras de acuerdo a la edad del paciente,  la mínima posee más valor: si es igual o superior a 10 en el adulto, y 8 en un niño,  autoriza el diagnostico de enfermedad hipertensiva.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?
La hipertensión arterial raramente suele causar síntomas.
Sin embargo algunas manifestaciones de la hipertensión pueden ser:

  • Dolor de cabeza, adormecimiento, confusión
  • Dificultad seria para respirar (disnea) o
  • Sangrado nasal.

Cuáles son los factores incrementan el riesgo de hipertensión arterial?
  • Tendencia familiar a sufrir hipertensión
  • Obesidad 
  • Tabaquismo 
  • Diabetes tipo II 
  • Enfermedades renales
  • Incremento del consumo de alcohol 
  • Incremento del consumo de sal
  • Falta de ejercicio

¿Cómo se puede controlar desde el lado del propio paciente?
  • Cambiar de estilo de vida:
  • Si ya se padece de hipertensión, la presión arterial debería ser medida con regularidad y visitar periódica al médico tratante.
  • Si para el control de la presión arterial se necesita tomar medicamentos, su toma nunca debe suspenderse sin antes consultar con el médico, aunque el paciente se sienta bien, ya que puede sufrir serios problemas.

DESDE EL LADO DE LA REFLEXOLOGIA…
Ayudaremos:
  • A que los riñones excreten mejor.
  • A relajar las arterias.
  • A bajar los niveles de estrés, (hormona como serotonina).
  • A mejorar el sueño.
  • A mejorar el suministro sanguíneo. Etc.

Complicaciones posibles
  • Arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias)
  • Accidentes vasculares cerebrales (hemorragia cerebral o trombosis cerebral)
  • Insuficiencia cardiaca (reducción de la capacidad de bombear sangre del corazón)
  • Insuficiencia renal
  • Daño ocular (retinopatía hipertensiva)

No hay comentarios:

Publicar un comentario